Translate

jueves, 30 de diciembre de 2010

Segundo Gibaja Oviedo


Cusco, 28 de setiembre de 1927 - Lima 30 de diciembre de 2010 (añadido)

Estudios superiores Facultad de Ciencias de la Universidad San Antonio Abad del Cusco.

Facultad de Química de la UNMSM. Estudios de posgrados Doctorado en Química en la UNMSM.

Estudios de especialización en Química Orgánica y en Química de los Productos Naturales en la Universidad New Hampshire y en la Universidad Florida State.

Afiliaciones Miembro del Colegio de Químicos del Perú.

Pertenece a la Sociedad Química del Perú

En el Valle Sagrado de los Incas, Cusco, el doctor Segundo Gibaja Oviedo despertó su interés por conocer las propiedades de las plantas que solía observar. Recolectó muestras que después estudió en su laboratorio. Junto con esta pasión nació su deseo de conocer más sobre la historia de la zona. Siempre se mostró sensible ante las dificultades de los vecinos de su comunidad cusqueña. Pedro Segundo Gibaja, su hijo, comenta que le llamaban “Padre del Pueblo” porque se preocupaba por cuidar a los enfermos mediante el uso de pomadas medicinales. “Siempre le pedían consejos”, expresa.

Se graduó como químico en la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco, en 1949. Convalidó sus estudios en la Facultad de Química de la UNMSM, de donde egresó dos años después. En 1955 empezó a trabajar en el Ministerio de Salud Pública e inició su carrera como docente en su alma máter como ayudante de la cátedra de Química Orgánica.

PROFESIONAL EJEMPLAR
En 1957 viajó a Estados Unidos para actualizar sus conocimientos en Química Orgánica. Ocho años después presentó su tesis Estudios Químicos de la Muña, con la que obtuvo el título profesional de químico. Al año siguiente fue nombrado profesor principal e integró el Consejo de Facultad de Química de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. “El doctor Gibaja llegaba muy temprano a su laboratorio y se dedicaba de lleno a la investigación conjuntamente con sus tesistas. Su meta era conocer los principios activos de cada producto natural en estudio y luego darle una aplicación”, comenta Marco Guerrero Aquino, docente de la UNMSM.

El investigador y docente poco ortodoxo siempre recomendaba a sus alumnos ser creativos y entes pensantes. Sus principales temas de investigación se centraron en la extracción de alcaloides de diversas plantas. Estudió también los pigmentos quinónicos naturales y los principios activos de moluscos y los líquenes. Verificó la utilidad de las ceras naturales, como las que producen las abejas y la que se obtiene de la cochinilla, utilizadas para los cosméticos. Claver Guerra Carvallo, vicedecano del CQP, destaca que el doctor Gibaja Oviedo es investigador por excelencia y muy dedicado a sus alumnos. Sobre todo, es muy humano en su visión de la química aplicada a las necesidades de las personas.

En 1986 fue elegido director de la Escuela Académica Profesional de Química de la UNMSM. Cuatro años después se retiró de la universidad para dedicarse a la investigación en la empresa privada. Formó a profesionales de diferentes generaciones, quienes le agradecen por el apoyo que siempre les brindó

El químico Segundo Gibaja Oviedo destaca por su interés de mejorar la formación del químico y por sus investigaciones en productos naturales. Plasmó sus estudios en dos libros sumamente útiles. La primera es una guía para analizar los compuestos del carbono y la segunda, sobre pigmentos naturales quinónicos.

Adenda
El Dr. Gibaja junto con la profesora Inés Demás fueron los padrinos de nuestra promoción de egresados de Química en la UNMSM. La foto es luego de haberse realizado dicha ceremonia.

Recuerdo que cuando era estudiante de química escribí un artículo dedicado al Dr. Gibaja en el periódico mural que estaba entrando a la biblioteca de la FQIQ. Debido a mi época de lecturas místicas, ese artículo estaba lleno de referencias místicas y alquímicas. Días después de publicado un profesor entregó ese artículo al Dr. Gibaja quien gustoso lo leyó. Quisiera haber guardado una copia de ese artículo.


Hoy día recibí la triste noticia de su fallecimiento. Todos sus alumnos lo recordaremos. Todos sus alumnos tenemos grabado en nuestros cerebros sus valiosas enseñanzas y en nuestras almas su mística personal. Adiós querido profesor Gibaja. 
Nota: El dia de ayer (31 de diciembre) fue el entierro de nuestro querido profesor en el cementerio Parque del Recuerdo en la ciudad de Lurín donde un grupo de exalumnos dimos el adiós al Dr. Gibaja.

5 comentarios:

PASTOR LOPEZ dijo...

Dr. SEGUNDO GIBAJA OVIEDO

Hemos seguido tu ejemplo, querido profesor.
Nos dejas en este camino sinuoso y difícil, pero saltando obstáculos, cada ves mas alto, por aplicar tus enseñanzas, poner en practica tus experiencias, por emular tu empeño y perseverancia.
Recuerdo tus clases, las explicaciones, la vehemencia en enfocar los temas y por preocuparse en que nos dirijamos por el camino señalado y habiendo entendido todo.
Recuerdo los matraces y vasos, las muestras en la nevera que observabas a diario como queriendo fotografiar cambios, para alguna comparación y descripción de las propiedades y características de las sustancias obtenidas de las plantas. Cuantas veces conversamos en esa pequeña oficina, contigua al laboratorio en la que tenia instalado refrigerantes y balones en una maraña de soportes universales !!.
Recuerdo que siempre tenía, querido profesor, tiempo para escuchar algún comentario, pregunta y proyecto de cuanto estudiante llegaba a interrumpirle en sus elucubraciones antes de escribir algo de ello. Sonriente por su asesoría, resuelto el cometido reanudaba con su labor.
Recuerdo que hasta en sus descansos en la hora del almuerzo ponía la chispa del Químico con las invenciones jocosas que nos tenía acostumbrados. Me agrado mucho el tema sobre la maquina para descubrir a los hombres valientes!!. Las nuevas generaciones deben saber, que los Químicos también tenemos nuestro lado humorístico.
Es muy raro, pero no recuerdo: Haberlo visto cansado y no recuerdo jamás haber dejado de mirar a los ojos al interlocutor.
Siempre he aplicado sus enseñanzas, sus modos de observación, su manera de concatenar cada resultado y sosteniendo que todo esta relacionado y no dejar de"... mirar al ratón mientras se piensa..." en otra cosa, porque "..podría darte alguna idea por aplicar..". Esta enseñanza guarda muchas implicancias por retocar a cabalidad de que si estamos alertas al 100% en nuestra labor de Químicos, la serendipia jugará a nuestro favor. Es cuestión de tiempo como decía querido profesor.
Lamento no haber podido contactar con Ud,en los últimos años, para charlar y contarle muchas cosas que he conseguido en nuestro campo aplicando lo que se empecinaba en que logremos: Aguaitar, mirar mejor aun "Observar" y razonar y de nuevo a la carga. Tiene razón Dr.la serendipia no es por mera casualidad sino por elaboración de los razonamientos lucidos y labores febriles. Cuanta razón tenían sus enseñanzas. El mejor legado que aprendí, es que aconsejo lo mismo a muchas personas.
Cuanta razón tenía en su tiempo en afirmar que los químicos"..no se forman , sino nacen así...".
Lo recordaré siempre mientras piense, razone, maniobre con vasos, pipetas y fiolas. No estoy sólo.
Hasta siempre querido profesor.
Tu alumno.

Pastor López

PASTOR LOPEZ dijo...

Dr. SEGUNDO GIBAJA OVIEDO

Hemos seguido tu ejemplo, querido profesor.
Nos dejas en este camino sinuoso y difícil, pero saltando obstáculos, cada ves mas alto, por aplicar tus enseñanzas, poner en practica tus experiencias, por emular tu empeño y perseverancia.
Recuerdo tus clases, las explicaciones, la vehemencia en enfocar los temas y por preocuparse en que nos dirijamos por el camino señalado y habiendo entendido todo.
Recuerdo los matraces y vasos, las muestras en la nevera que observabas a diario como queriendo fotografiar cambios, para alguna comparación y descripción de las propiedades y características de las sustancias obtenidas de las plantas. Cuantas veces conversamos en esa pequeña oficina, contigua al laboratorio en la que tenia instalado refrigerantes y balones en una maraña de soportes universales !!.
Recuerdo que siempre tenía, querido profesor, tiempo para escuchar algún comentario, pregunta y proyecto de cuanto estudiante llegaba a interrumpirle en sus elucubraciones antes de escribir algo de ello. Sonriente por su asesoría, resuelto el cometido reanudaba con su labor.
Recuerdo que hasta en sus descansos en la hora del almuerzo ponía la chispa del Químico con las invenciones jocosas que nos tenía acostumbrados. Me agrado mucho el tema sobre la maquina para descubrir a los hombres valientes!!. Las nuevas generaciones deben saber, que los Químicos también tenemos nuestro lado humorístico.
Es muy raro, pero no recuerdo: Haberlo visto cansado y no recuerdo jamás haber dejado de mirar a los ojos al interlocutor.

PASTOR LOPEZ dijo...

Siempre he aplicado sus enseñanzas, sus modos de observación, su manera de concatenar cada resultado y sosteniendo que todo esta relacionado y no dejar de"... mirar al ratón mientras se piensa..." en otra cosa, porque "..podría darte alguna idea por aplicar..". Esta enseñanza guarda muchas implicancias por retocar a cabalidad de que si estamos alertas al 100% en nuestra labor de Químicos, la serendipia jugará a nuestro favor. Es cuestión de tiempo como decía querido profesor.
Lamento no haber podido contactar con Ud,en los últimos años, para charlar y contarle muchas cosas que he conseguido en nuestro campo aplicando lo que se empecinaba en que logremos: Aguaitar, mirar mejor aun "Observar" y razonar y de nuevo a la carga. Tiene razón Dr.la serendipia no es por mera casualidad sino por elaboración de los razonamientos lucidos y labores febriles. Cuanta razón tenían sus enseñanzas. El mejor legado que aprendí, es que aconsejo lo mismo a muchas personas.
Cuanta razón tenía en su tiempo en afirmar que los químicos"..no se forman , sino nacen así...".
Lo recordaré siempre mientras piense, razone, maniobre con vasos, pipetas y fiolas. No estoy sólo.
Hasta siempre querido profesor.

Pastor López

Anónimo dijo...

Con mucho gusto le alcanzare una copia de dicho documento... lo recibi de sus manos con el proposito de plasmarlo en metal...

Ayer me atreví a copiart unas líneas en el facebook...

Mario Ceroni Galloso. dijo...

Pero ¡qué sorpresa! Agradeceré nucho que me envie una copia a mceronig@gamil.com Mil gracias