Translate

sábado, 5 de febrero de 2011

Planes de gobierno en ciencia, tecnología e innovación (CTI): elecciones 2011 Perú

He estado leyendo pacientemente las declaraciones de los candidatos, pero estas muchas veces se dan en caliente, sin la debida reflexión y mesura y tienen como objetivo, más que todo, agradar a las graderías o buscar titulares. Sin embargo, los Planes de Gobierno (se supone) han requerido más tiempo de elaboración y reflexión, aunque claro, como ya sabemos en el Perú, los Planes de Gobierno, en la práctica no se cumplen. Nunca he escuchado a un presidente al término de su mandato decir “lo que propuse en mi Plan de Gobierno lo cumplí en un 60 %”, que sería algo razonable. Al contrario, sucede que el Plan de Gobierno difiere mucho con lo realizado. En otras palabras, los planes de gobierno son hechos para cumplir con cierto protocolo y proclamar a los 4 vientos que se tiene uno.

En realidad muy poca gente se da el trabajo de leer todos los planes de gobierno y hojas de vida (que están en este link) de los candidatos antes de decidir su voto. Es más la gente, en general y no sólo en el Perú, no vota previo análisis de estos Planes de Gobierno, aún más, no vota reflexivamente. El votar por un candidato más tiene que ver con el corazón que con el cerebro.

En el debate electoral se habla mucho de meritocracia del sector educación. La población, periodistas y políticos la demandan y exigen, pero ellos mismos se callan u olvidan descaradamente de pedirla en el Congreso, en el Estado, en los Municipios. Ah no, allí no. A los profesores si se les exige que su sueldo esté sujeto a su preparación y rendimiento, pero a los congresistas, ministros y otros funcionarios del Estado peruano no.

Los comentarios o exposiciones de los candidatos presidenciales relacionados a la ciencia, tecnología e innovación son nulos en unos y escasos en otros. En parte se debe a falta de buenos asesores en éstas áreas, algunos de ellos sólo están buscando “su puestecito” en el próximo gobierno. Otra razón es que una política en ciencia, tecnología e innovación y su ejecución rinde a largo plazo y casi todos los políticos no quieren trabajar para que otro coseche. Pero la causa principal, creo yo, es la falta de una cultura de ciencia, tecnología e innovación en todos los estratos de la sociedad peruana.

Es paradójico que siendo esta una sociedad que se basa en la ciencia y tecnología y que tendría dificultades si no contara con computadoras, equipos médicos, televisores, celulares, medicinas, vehículos, vestidos, etc. que son producto de investigaciones e innovaciones científicas y tecnológicas, tenga poco interés por ellas, tanto la población como los gobernantes. Esto no sólo pasa en el Perú, sino en el mundo. Pero un país que no invierte (tanto el gobierno como las empresas privadas) en ciencia, tecnología e innovación está condenado a la pobreza y a un subdesarrollo industrial peligroso.

Me propuse analizar lo que los 3 principales candidatos (los que pasan el 20% en las encuestas) han puesto en sus Planes de Gobierno en lo que respecta a ciencia, tecnología e innovación (CTI), a pesar de intuir que tan solo son ofrecimientos que difícilmente se harán realidad, sin mencionar al partido político que el lector tiene la opción de buscar en la Internet. Tuve la idea de hacer en tres entregas, pero la escases de propuestas de uno y la desconsideración de otro por la CTI de ni siquiera mencionarlo en su Plan de Gobierno acortó mi trabajo.

En uno de los Planes de Gobierno de un candidato leo el apartado:
CIENCIA E INNOVACIÓN TECNOLÓGICA
Alianza Estratégica entre Estado, Empresa y Universidad
Contribución de Francisco Aramayo, Leopoldo Monzón Ugarriza, Iván Ciganer.

En el prólogo dice:

Debemos definir las políticas nacionales necesarias de Ciencia e Innovación Tecnológica, para que al final del Gobierno el país haya avanzado en crear un sistema público-privado de innovación tecnológica, y haya aumentado el gasto e inversión público – privado en tecnología a no menos del 3% del PIB.

Para ello crearemos el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología, Innovación y Competitividad, que promueva la interacción entre la Universidad, la Empresa y el Estado, con miras a la generación de nuevos productos y servicios para el mercado nacional e internacional y para atender las necesidades sociales del país.

Sería conveniente que los que elaboraron este capítulo pusieran sus apellidos maternos, ya que facilitarían la búsqueda en la Internet de quiénes son estos señores, que la verdad yo no los conozco (no es que sean malos o buenos, sencillamente no los conozco). Los otros candidatos ni siquiera han puesto los nombres de las personas que hicieron el Plan de Gobierno, muy mal. Me parece muy bien que estén sus nombres, ya que tienen una gran responsabilidad y valentía.

El Perú invierte el porcentaje ridículo de 0,15 % de su PBI (sería alrededor de 573 millones de soles, según el PBI de 2009) en el desarrollo de la ciencia. Sin embargo, habría que descontar el dinero destinado a los gastos administrativos y otros (que podrían ser cerca del 80 %), de la inversión real en subvencionar las investigaciones e innovaciones (que podría ser cerca del 20 %). Esta inversión la realiza CONCYTEC, el Consejo de Ministros, las universidades, las instituciones del estado como IMPARPE, IPEN, entre otros y en mucha menor proporción las empresas privadas. Lamentablemente estos datos no están consolidados en el portal web de CONCYTEC, que además está desactualizado con los indicadores ¡el año más actualizado es 2002! Es bueno saber que el presupuesto total del CONCYTEC del año fiscal 2010 fue 14’404,000.00 nuevos soles, de los cuales 14’184,000.00 fueron para gastos corrientes.

 

Lo que propone este partido político es aumentar 20 veces más (de 0,15 % A 3 %) el dinero destinado a inversión en ciencia y tecnología. Esto sería excelente, pero desde el punto de vista de la cruda realidad, es muy, pero muy optimista. Si hubiesen dicho un 1 %, les creería más.

Respecto a la interacción estado-empresa-universidad ya estoy harto de que esto sea, desde hace décadas, propuestas de candidatos o compromisos de gobernantes que nunca llegan a cumplirse. Y en esta propuesta tampoco lo creo ya que no hay una política de estado clara, aunque si hay personas capaces de lograrlo no las veo que asesores a los políticos, ni intenciones de que éstos los vayan a nombrarlos en altos cargos directivos.

Los compromisos como formar polos tecnológicos regionales, creaciones del Centro de Investigación Científica y Tecnológica Interdisciplinaria y el Centro de Creatividad e Inventiva, tienen que estar dentro de una política de estado. Hubiese sido mejor que dijesen a qué sector industrial debería estar dirigidos dichos centros; minero, metalúrgico, cosméticos, bebidas, agroindustria medicina, química, alimentos, etc. Sin embargo, si especifican, en otro compromiso, la creación de la ciudad digital al estilo del Silicón Valley en USA para el desarrollo de la industria informática nacional, algo que no es mencionado por otros candidatos.

Otro compromiso interesante es crear, construir y equipar tres grandes ciudades universitarias denominadas QUIPU TAMBOS dedicadas a las Tecnologías de la Información y Comunicaciones, y serán ubicadas en los Andes Peruanos. En estas ciudades universitarias estudiaran alumnos peruanos becados para especializarlos en la gestión y utilización de las tecnologías de la información y comunicaciones, reforzando la exportación de servicios de desarrollo de software. No especifica si crearán nuevas universidades nacionales, como es lo usual, o lo harán sobre la base de las universidades nacionales ya existentes, lo cual sería mejor.

Las dos más específicas propuestas en CTI están relacionadas a la informática y comunicaciones, unido al ofrecimiento del lanzamiento del satélite de comunicaciones INCASAT, hacen que la propuesta de este partido político sea algo casi monotemático o que no hayan realizado análisis en otros sectores de la industria peruana.

De manera inexplicable dentro del rubro de los compromisos en CIENCIA E INNOVACIÓN TECNOLÓGICA están otros que no pertenecen a este apartado como: el sistema catastral, el expediente electrónico judicial, la red de seguridad ciudadana, la central de emergencias del Perú, redes de cajeros automáticos para que el ciudadano pueda ser atendido en sus trámites, entre otros.

En conclusión, a pesar que este partido político tuvo experiencia de gobierno su propuesta en CTI es muy pobre, el equipo de trabajo debió de estudiar los sectores industriales más importante de nuestro país (no sólo la informática o las comunicaciones), debieron poner plazos y metas más realistas de inversión en CTI del estado, así como promover ella en las empresas privadas, que en otros países desarrollados invierten más que el estado. Finalmente, estos compromisos del Plan de Gobierno no aportan muchas propuestas novedosas.

La Comisión del Plan de Gobierno de otro candidato en el rubro Ciencia, Tecnología e Innovación, primero identifica el problema, luego hace el diagnóstico y finalmente hace las propuestas. O sea contextualiza para que se entiendan sus propuestas, siendo una de ellas la de crear el Sistema Nacional de Innovación (que) será liderada por el Estado, en estrecha articulación con el sector empresarial y la comunidad académica y científica. Aquí se adolecería de un problema grave, ya que si no hay investigación y desarrollo en ciencia y tecnología, pues no habrá innovación.

Otra propuesta es llevar a cabo un censo de CTI a nivel de la oferta y demanda pública y privada, y de las principales acciones de los agentes involucrados. Mas que un censo se requiere hacer un estudio concienzudo y riguroso sobre la Ciencia, Tecnología e Innovación peruana, para tener un buen diagnostico situacional y que sirva de base para la elaboración de una buena política en CTI, así como de su implementación, dentro del cual obviamente el censo es una actividad de ese estudio.

Se ve estos señores están más al día con respecto a CTI ya que proponen fortalecer los Fondos concursables del FINCYT, con la autonomía necesaria que requiere una institución especializada en asignación de futuros recursos del BID (FINCYT 2), otros programas en desembolso inicial (FIDECOM) y demás líneas que se puedan obtener vía cooperación técnica internacional y recursos propios. Si, esto está bien, ya que hay que reforzar lo bueno como FINCyT, Innóvate Perú y FIDECOM.

Este candidato no tiene muchas propuestas, pero es más específico que el anterior, tal como se puede apreciar en la última propuesta: establecer dos grandes líneas de desarrollo. La primera, para el sector económico, donde a nivel sectorial destaca la agroindustria, productos naturales, TICS, sector pesquero y confecciones textiles, a través de acciones colectiva en concentraciones empresariales - espárragos y hortalizas, metal mecánica, y sector servicios. La segunda gran línea de desarrollo estará orientada a la promoción de la CTI en áreas sociales como nutrición, salud, vivienda, y hasta defensa y combate al narcotráfico y a la delincuencia común. La CTI es un vector transversal con amplias posibilidades y de horizonte amplio. Esto es un avance ya que los estudios científicos y tecnológicos también estudian problemas como la delincuencia y dan soluciones. Lo que pasa es que muchos políticos no utilizan a los científicos y nunca toman en cuenta sus recomendaciones.

Parece ser que las propuestas de CTI de este candidato han sido elaboradas por dos o más grupos de trabajo y otro equipo hecho un consolidado, ya que no son concordantes las propuestas. Unas son muy escuetas y otras propuestas no son las esperadas. Es decir si este candidato señala en el diagnóstico que no existe una línea de base articulada sobre proyectos en curso, investigadores, producción científica, a nivel nacional, regional y sectorial, pues en la propuesta  debería crearse un organismo que articule estos proyectos. Además la pagina 32 ha sido muy descuidada ya que un párrafo está fuera de sangría y aparentemente, por las dos viñetas que están sueltas, faltan dos propuestas y para colmo el tamaño de letra no es uniforme. Descuido grave.

El tercer candidato tiene visualmente el mejor Plan de Gobierno con foto del candidato, pero falla garrafalmente en que no sólo carece de un índice, sino que tampoco dice algo sobre ciencia, tecnología ni de innovación. ¿En qué planeta vive este candidato?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Profesor:
Meritorio esfuerzo de su parte. Pero de mi experiencia propia se que a nadie en el Peru realmente le interesa de verdad el tema. Invertir en innovacion; como Ud. bien menciona; toma tiempo. Y aca en el Peru quieren resulatdos inmediatos. Y son bastante poco comprensivos con los recursos y tiempo. A los empresarios nacionales no les interesa. Y a los empresas transnacionales extranjeras no necesitan pues ya la tienen. inmclusive conozco muchos supuestos investigadores de unkiversidades (que se les presenta como tal), y llaman investigar a recopilar trabajos realizados en el extarnjero y tratar d eponerlos en practica.Y lo peor es que hasta desconocen las minimas herramientas de la estadistica, que son basicas para cualquier real investigacion seria. Por lo que Yo no les creo nada.
Ojala cambie esto, pero en el mejor de los casos tomara muchos años.
Saludos
RARV

Anónimo dijo...

Un buen análisis de la situación electoral, desde la lupa de la ciencia y la tecnología. Es triste ver que quienes se atreven a presentarse al parlamento no tienen la mínima noción de estado: cantantes como Pepe Vásquez, voleybolistas, futbolistas, vedettes, etc. no son sino una muestra de lo lejos que estamos de construir la conciencia de ciudadano en cada peruano (salió en rima), pero no debemos declinar, desde nuestro lugar de trabajo podemos influenciar positivamente en el entorno y algún día solo tendremos dos o tres partidos que valgan la pena, con base doctrinal y líderes verdaderos y no caudillos que lo único que buscan es posicionarse del poder. Buen análisis Mario, te felicito.
Libertad

Mario Ceroni Galloso. dijo...

Así es, armar una lista de 36 políticos peruanos inteligentes, cultos, probos y sin problemas legales para que postulen al Congreso peruano es como si hubiésemos pedido a Lot una lista de 36 personas de Sodoma o Gomorra que sean virtuosos y vírgenes. Imposible.

vanhouseip dijo...

Tiene razón en su análisis es un problema cultural y no sólo de algunos perfiles sino de todos.
El día en que dejemos de esperar y quejarnos por nuestra realidad como pías será un momento de cambio.