Translate

jueves, 24 de diciembre de 2009

¿2012 año del fin del mundo?

Sorprendentemente leo en los diarios e internet que el fin del mundo será el año 2012. Yo creía que la única fuente que señala esa fecha era el llamado calendario de los Mayas, pero ahora veo que se han sumado: el famoso Nostradamus, los monjes tibetanos, los códigos secretos de la biblia y varios escritores de ciencia ficción. A la NASA (sin que ella quiera) la han metido en el mismo saco, para seguramente darle cierto “respaldo científico”.

Este no es un psicosocial de algunos funcionarios del actual gobernante, como los fueron los famosos pishtacos o las vírgenes que lloran del gobierno de Fujimori. Es un psicosocial de alcance mundial.

Una pregunta que me inquieta es cómo se llega a esa fecha del fin de mundo. Supongamos que el calendario Maya indique una fecha límite, ¿cómo es que se encuentra la equivalencia de su calendario con el nuestro en esa fecha?

De tantos cambios que ha tenido nuestro calendario ¿Cómo se puede demostrar que nuestro año 2012 sea el mismo año que los Mayas señalan como el fin del mundo?

Pero si revisamos la historia ha habido muchos “fines del mundo”. El año mil (primer milenio) fue una pesadilla para muchas personas ya que aparecieron los “profetas” gritando que cuando llegase esa fecha el mundo se iba a acabar. Incluso algunas personas cedieron sus bienes a la iglesia católica. ¿Se acabó? No.

Los años 1186 (alineación planetaria), 1524 (inundación), 1736(cálculo matemático), 1850 (revelación divina a otro profeta), 1914 (Argamedón), 1919 (conjunción planetaria), entre otros fueron considerados el fin del mundo.

Recuerdo mucho el año 2000 donde nuevamente los descendientes de los “profetas” llenaron los diarios exclamando que ocurrirá el fin del mundo, seguramente por una falla en todas las computadoras del mundo, la energía y otros servicios básicos iban a colapsar y ni hablar de las armas nucleares que iban a despedazar nuestro planeta, con nosotros dentro. ¿Se acabó? No.

En 1920 cuando el cometa Halley pasó cerca de nuestro planeta mucha gente se suicidó y los otros pensaron que unos gases tóxicos emanados del cometa llegaría a la Tierra y mataría a todos los seres. Hace unas décadas pasó nuevamente el cometa Halley y había gente que pronosticaba que chocaría con la Tierra y destruiría toda la vida en este planeta. ¿Se acabó? No.

Un caso curioso y trágico ocurrió en 1997 cuando apareció el cometa Hale-Bopp. Los de la secta La puerta del Cielo (qué tal nombrecito) se suicidaron.

Cuando se puso en funcionamiento el colisionador de hadrones en Ginebra se dijo que crearía un agujero negro y eso acabaría con la tierra. ¿Se acabó? No.

Según unos dicen que Isaac Newton afirmó, en 1704, que el fin del mundo será en 2060. Pero según los Mayas, este Newton se pasó de tiempo.

Ahora los agoreros nos salen con el 2012. Según sé los Mayas terminaron su calendario en esa fecha, podrían haberlo acabado en otra fecha. Si a usted le dan el trabajo de hacer los calendarios de los años siguientes, pues en algún año tendrá que acabar. Si terminase con el calendario del año 3050, usted no esperaría que cause una conmoción mundial y se especulase que cómo usted acabó, precisamente el mundo se debería acabar ese año.

En toda la historia de la humanidad no es de extrañar encontrar pitonisos, agoreros y sus correspondientes supersticiosos. Desde la aparición del homo sapiens, hace cerca de 200 000 años, han aparecido los charlatanes que se aprovechan de la ingenuidad de las personas para engañarlos con ese cuento del fin del mundo.

Las personas son muy proclives a creer, sin razonamiento alguno, a estos vendedores de cebo de culebra, más que a los científicos que proclaman los daños ocasionados al ambiente por la tala indiscriminada de árboles o por el uso de los combustibles fósiles por las industrias y vehículos. El cambio climático para muchas personas es “un invento”, pero esas mismas personas si se alarman y algunos creen a pie juntillas cuando alguno de estos “profetas” le dicen que el fin del mundo es el 2012.

Lo que los físicos nos dicen es que en aproximadamente 1 500 millones de años el Sol tendrá una luminosidad 15 % mayor a la actual. Dentro de 5 000 millones de años se contraerá el núcleo de nuestro Sol y la atmósfera solar se hinchará (se convertirá en una estrella gigante rojo). Tal expanción alcanzará Mercurio, Venus y la órbita de Tierra arrasándolas. Luego quedará de Sol su núcleo: será una enana blanca. Esperemos que para esos tiempos, si es que no nos hemos extinguido como otras especies, encontremos otros lugares donde habitar.

El famoso Gilbert Keith Chesterton dijo cuando le mencionaban el fin de mundo “¿Por qué tengo que preocuparme? Esto ya ha ocurrido varias veces. "

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Profesor:
Siempre es un interesante leer sus puntos de vista. Leer su inteligente pagina ademas de ser instructivo es divertido.
Procurare hacerlo las pocas veces que estoy en mi casa pues los filtros de internet colocados ahce unos meses me impiden ver los blogs, etc.
Fvaor siga con su labor de mantener viva esta ventana. Pues es una de las pocas que valen la pena (pues hay mucha basura en internet).

Saludos
RARV

Mario Ceroni Galloso. dijo...

He vsito este link muy intersante sobre el tema http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/28/desde_el_mas_alla/1261993177.html